El escándalo de los 40

Pocos años después de la creación del equipo Albacete Balompié -también conocido como el queso mecánico-, la fanaticada comienza a crecer de manera importante, sobre todo entre los ciudadanos de esa ciudad del centro de España. Ya para el año 1942 tienen la fuerza y el respaldo necesario para la creación del Trofeo Ciudad de Albacete. En su primera edición, el equipo local debió enfrentarse con el equipo de Murcia, al cual venció.

Sin embargo, estos triunfos iniciales no evitaron que el club entrara en una etapa económica difícil que incluso llevó a la renuncia de su presidente, dando entrada a un nuevo director que innovó mucho para revertir la situación económica del equipo y poder lograr la contratación de importantes figuras.

Años después, cuando parecía que la situación mejoraba, el Albacete Balompié se vio envuelto en uno de los escándalos más ruidosos de su historia, ya que durante los juegos para lograr su ascenso a la segunda división, el equipo fue acusado de cometer algunos ilícitos; lo que interrumpió su carrera ascendente. Esta sanción también afectó a parte de su fanaticada, quienes salieron a las calles para protestar contra la dura decisión del Comité.

Después del escándalo

Dos años después del escándalo descrito, el Albacete Balompié logró subir a segunda división luego de su triunfo en la tercera división. Esta alegría no duró muchos años, ya que la precaria situación en las finanzas del equipo le impidió el fichaje de las figuras que pretendía para mantenerse en el lugar, por lo que descendió nuevamente a la tercera división.

Cuando su fanaticada consideraba que la situación no podía empeorar, las arcas del equipo le impidieron participar durante una temporada. Así fue como en el año 1951 la ciudad de Albacete y su fanaticada, se quedó sin representanción en la competencia futbolística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *